La Tipicidad como elemento del delito

El delito se puede considerar como un rompecabezas o una máquina desarmada que debe unir cada uno de sus elementos para que se pueda apreciar en una sola pieza. Por tanto, es imprescindible un manual que establezca el lugar determinante de cada uno y así lograr una estructuración viable. En este caso, La teoría del delito es el mecanismo que facilita el estudio general más idóneo para estudiar el ilícito y cada una de la categoría que encierran el mismo.

La teoría del delito ha sido estudiada desde dos paradigmas diferentes, una de ellas lo estudia desde un nivel totalizador, sin ningún tipo de análisis y proclamando que el delito no es divisible o fraccionable. La otra teoría es llamada Estratificadora o Analítica, ya que analiza cada uno de sus elementos por separado y mantiene su unidad, y es la que usualmente estudiamos.

Entonces, desde este punto de vista el delito ha sido definido como una conducta típica, antijurídica y culpable y es de interés saber que algunos autores le admiten o añaden el elemento de punibilidad. Para que un hecho se constituya un ilícito requiere la comprobación del mismo y que este concurra en primer lugar, con la infracción de una norma y en segundo con la verificación de que esa infracción no este permitida. Es necesario aclarar que La comprobación del comportamiento humano se refiere a la coincidencia del hecho cometido con la descripción abstracta del hecho y es presupuesto de la pena plasmada en la ley. Todo esto engloba lo que es la Tipicidad.
De cierta forma creemos que toda norma antijurídica es contraria a la ley, pero debemos tener en cuenta que si aquella norma no está tipificada en el ordenamiento jurídico no se puede contar como delito.

Muñoz Conde y García Arán expresan que la Tipicidad “es la adecuación de un hecho cometido a la descripción que de ese hecho se hace en la ley penal”. El mismo autor establece que existe una alta gama de comportamientos antijurídicos en la realidad, y el legislador selecciona conforme al “principio de intervención mínima” aquéllos más intolerables y más lesivos para los bienes jurídicos más importantes y los amenaza con una pena, describiéndolos en el supuesto de hecho de una norma penal, cumpliendo así, además, las exigencias del principio de legalidad o de intervención legalizada (Derecho Penal parte General, 2010).

El tipo penal y la tipicidad

Se debe evitar confundir el Tipo penal y la Tipicidad, ambos conceptos son diferentes, aunque guarden ideas entre sí. Francisco Muñoz Conde señala que “el tipo es, la descripción de la conducta prohibida que lleva a cabo el legislador en el supuesto de hecho de una norma penal”. En cambio, expresa que “la Tipicidad es la cualidad que se le califica a un comportamiento cuando es subsumible en el supuesto de hecho de una norma penal”. La tipicidad presenta los caracteres esenciales del tipo, es el comportamiento humano que se encuadra con el tipo penal, así por ejemplo, cuando el Código Penal Dominicano en su artículo 379 referente al robo expresa que “El que con fraude sustrae una cosa que no le pertenece, se hace reo de robo. Se está tipificando la conducta de no robar”. En esta parte, vemos que el tipo incluye todas las características de la acción prohibida, por lo que podemos decir que este es la valoración de la conducta delictiva. La función de la tipicidad es analizar el comportamiento del sujeto a lo que se llama «juicio de tipicidad», en el cual se debe cumplir con cierto análisis, basados en primer lugar en la tipicidad objetiva que verifica la disposición normativa, es decir, analiza si concurren los elementos del tipo pena revisando con lo que la ley preside. Existe tres partes que son de análisis: el individuo o sujeto, la conducta humana y el objeto material. Y en la tipicidad subjetiva estudia el aspecto interno del sujeto. Es decir, se determina si la conducta realizada es culposa o dolosa.

Todo análisis de tipicidad de los hechos delictivos debe tener en cuenta tanto a la tipicidad objetiva, como a la tipicidad subjetiva, ya que ambas deben concurrir para que se configure el delito, por consecuencia, se deben analizar todos los elementos participes (los sujetos, la conducta y el objeto material); así como también el dolo, la culpa y los demás fin que se establezca la ley penal. al connotar todos estos elementos se habrá llevado a cabo un análisis certero de tipicidad.

¿Qué es La Atipicidad?


Si la conducta está descrita y si se subsume en la ley penal , significativamente estaremos en frente a una conducta típica, pero sucede el caso que si la conducta no encaja con la ley penal llevaría el nombre de atípica, que corresponde al aspecto negativo de la tipicidad y da lugar a la inexistencia del delito.

La Atipicidad es la negación de la tipicidad, es la no adecuación al tipo penal. Esto hace alusión a que no se encuentra descrita la conducta en el ordenamiento jurídico. En otras palabras si la ley no define un delito (tipo) nadie podrá ser castigado por ello.
Se puede citar el siguiente ejemplo referente a una conducta atípica. En cierto momento, antes de la vigencia de la ley 24-97, denominada Ley contra la Violencia Familiar se contemplaba la figura del adulterio en nuestro ordenamiento jurídico, y era penalizado. El adulterio cometido por la mujer era sancionada en cualquier lugar que se cometiera, en cambio, la relación adúltera del hombre sólo lo era si era cometido en el lugar conyugal, y era imprescindible presentar una prueba fehaciente de la relación sexual. Pero para el año 1997 este fue despenalizado al modificarse su artículo en el Código Penal Dominicano, quedando solamente como una causa del divorcio según la ley 1306- Bis en aquel entonces.

En los casos que se presente esta figura del adulterio de ninguna forma la podemos calificar como delito ya que la conducta del individuo no se adecua al tipo, se debe a que «la ausencia de tipo es la carencia del mismo».  Se establece que existe ausencia de tipicidad en dos supuestos: 1) cuando no concurren en un hecho concreto todos los elementos del tipo descrito en la normativa, y puesto que son varias las relaciones y elementos de los tipos, distintas son también las hipótesis que pueden concebirse (atipicidad); 2) Cuando la ley penal no ha descrito la conducta que en realidad se nos presenta con característica antijurídica, ausencia de tipicidad.

A Atipicidad caracteristicas del derecho constitucional clasificaciones Derecho constitucional derecho constitucional clasico derecho constitucional comparado derecho constitucional general derecho constitucional nacional ENJ EscuelaNacionaldelaJudicatura estado de necesidad fuentes del derecho constitucional funcionesdelaENJ misionENJ requisimosdelaENJ requisitos del estado de necesidad Tipo Penal valoresdelaENJ visionENJ

REFERENCIAS

Muñoz Conde, F., & García Arán, M. (2010). Derecho Penal Parte General (8th ed., pp. 251 y 252). valencia: TIRANT LO BLANCH.

Un pensamiento en “La Tipicidad como elemento del delito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *